Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Audiolibros

"Más Allá del Escritor" por Aysha Singing In The Rain.

Y a los buenos días, gentecilla de las redes. Hoy vengo de visitante a una sección que no es la mía habitual para hablaros de algo de lo que ya os hablé hace unos meses: los audiolibros.

En aquella primera vez, hablaba de una marca en concreto y, aunque ya había probado alguno, no era como ahora, que me declaro absolutamente enganchada.

Empecé esta vez por una oferta de tres meses y me dije: bueno, para caminar por la calle. Poco después, empecé a sustituir la música también durante las tareas domésticas y la conducción. Y, al final, las historias y las voces que las narran me envuelven tanto, que ya lo oigo incluso sin hacer nada más. Reconozco que me da pena estar leyendo tan poco últimamente y es algo que quiero corregir, pero es que esto es magia.

A mí me recuerda a cuando las abuelas escuchaban la radionovela en el transistor mientras cosían. Y, aunque no soy muy dada a la Radio Nostalgia, hay recuerdos (como este) que sí me gusta traer de vez en cuando.

En estos dos meses que llevo consumiendo audiolibros a diario, he disfrutado varios de María Martínez y Alice Kellen. Los comparto con vosotros por si gustáis. De la primera: La fragilidad de un corazón bajo la lluvia, Tú y otros desastres naturales y Cuando no queden más estrellas que contar. De la segunda: Todo lo que nunca fuimos y Todo lo que somos juntos (que forman una bilogía); pero, sobre todo, El chico que dibujaba constelaciones. Este último relata un amor entre dos jóvenes que se conocen en la España de los sesenta y es un amor tan real y tan precioso que te eriza la piel durante toda la narración. Completamente verosímil pero con la magia de la complicidad y con todos sus tropiezos.

En mi caso, como ya he dicho, tengo que arreglar lo de estar leyendo poco. Para mí es otra forma de leer, compatible con estar haciendo otras cosas; en lugar de poner música y darle al coco, oigo una bonita historia y relajo la mente. Pero incluso me parece una idea maravillosa para aquellas personas que no disfrutan de la lectura, es una forma de llegar hasta ellos y regalarles momentos preciosos, así como una opción más para apoyar a los escritores.

Además, como escritora novel y experta en algunos asuntos de voz y aficionada a todos los demás, uno de mis proyectos (no me gusta llamarlos sueños porque suena menos posible) pendientes es narrar una de mis novelas yo misma.

Para aquellos que prefieran asuntos más serios, están también los podcasts. Yo, en mi caso, que me den la chapa no es algo de lo que suela tener antojo. Me gusta salir de este mundo en ocasiones. Pero, para gustos…

Volviendo a los audiolibros, se me ocurre también que es una bonita actividad para hacer en pareja o en familia. Se comparte el rato y se comenta para conocerse mejor y enriquecerse unos de otros.

No sé, yo solo le veo ventajas.

Buenos y futuristas días.

Publicado el 10 de noviembre de 2022
Entrada relacionada con

One comment on “Audiolibros”

  1. Pues sí, Aysha, son solo ventajas. Me estás animando a probar..., la verdad es que se pueden aprovechar muchos "tiempos muertos" o compatibles con el oído para deleitarnos con bonitas historias. Muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

crossmenuchevron-down