Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

DPM.

“Notas de Lluvia” por Aysha Singing In The Rain.

Y a los buenos días, gentecilla de las redes. Hoy venimos a romper.

 

<<Me fuiste acostumbrando

A que el café en la mañana siempre supiera amargo,

a que los días de lluvia se nos hicieran largos.

Tú convertías en negro todo lo que era blanco.

 

 

Me fuiste acostumbrando

a discutir por las tonterías que no importaban;

que, aunque tuviera yo la razón, igual te la daba;

a que las rosas son solo espinas que se te clavan.

 

 

Y ahora estoy bailando, sonriendo, silbando;

nadie me está jodiendo.

 

 

Me aumentaron el sueldo,

canto cuando me baño;

no hay otoño ni invierno,

primavera to’ el año.

 

 

Saludo a los vecinos,

ya no hay perros que ladren;

desde que tú te has ido,

me ha ido de puta madre.

 

 

Qué bien me va, me va, me va;

desde que tú te has ido.

 

El teléfono suena y no para,

hoy tengo tantos planes para el fin de semana.

Los amigos que se fueron regresan;

cerrando cada herida, abriendo una cerveza.

 

 

El espejo me dice: ¡Guapa!

Estás en tu mejor etapa.

Ay, quiérete, sacúdete;

que lo malo es un TBT>>.

 

En esta canción, vemos dos partes bien diferenciadas pero ambas coronadas por el rencor. En la primera, culpa al destinatario del mensaje de todos sus males. En la segunda, muestra todo lo que ha mejorado, que siempre está bien pero, si lo dice tan con la boca grande, es porque no lo siente tanto; sino que necesita fastidiar al otro. Pero bueno, supongamos que esto último no es cierto y empecemos con el análisis.

En la primera estrofa, le echa en cara a alguien todo lo que ella ha sufrido. Y es que nos encanta victimizarnos y rehuir cualquier porcentaje de responsabilidad sobre aquello que no ha salido bien. Que no digo yo que no haya personas que ojalá no te hubieras cruzado nunca, que eso lo hemos sufrido todos. Pero que nosotros también tenemos siempre algo que ver, ya que tenemos la opción de salir de ahí y/o elegir mejor.

Por otra parte, analizando esa misma estrofa desde un punto de vista neutral, es verdad que hay personas expertas en discutir por chorradas y verlo todo negro. Y esas es mejor ni dejarlas entrar, mucho menos quedarse.

Después, en cuanto se aleja de esta persona, pasan dos cosas: que ella se siente bien y que, en consecuencia, la buena vibra que desprende repercute positivamente en todos los ámbitos de su vida. Discrepo, como ya imaginaréis los que me conocéis mínimamente, en lo de la primavera; no se me ocurriría vivir para siempre en esa estación, como tampoco me gusta la idea de un teléfono que no para de sonar (qué estrés, ¿no?). Con lo bien que ibas y ahora necesitas gente todo el tiempo… Lo que me da la razón de lo que ya pensaba: no está tan superado como quieres hacer ver a la otra persona. Cuando uno está realmente bien, se encuentra a gusto solo; no significa que no quieras quedar con amigos, pero no necesitas que sea todo el tiempo.

La última estrofa sí que me gusta mucho: estás en tu mejor momento, no mires hacia atrás. Y con eso me quedo y por eso esta canción. Por eso y por toda la letra en sí, porque estoy justo en esta situación emocional y porque esta semana empiezo una nueva etapa y algo me dice que va a ser la mejor hasta ahora.

Buenos e ilusionados días.

Publicado el 3 de agosto de 2022
Entrada relacionada con

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

crossmenuchevron-down