Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Música y estado de ánimo

“Notas de Lluvia” por Aysha Singing In The Rain.

Y a los buenos días, gentecilla de las redes. Hoy me he dado cuenta de que, además de un bloqueo lector, tengo un bloqueo musical. Lo primero no sabía que existía hasta hace bastante poco, lo segundo no sé si existe. Pero el caso es que, cuando me disponía a escribir la entrada de esta semana (justo la número 27; mi número, junto con el 13), me he percatado de que no hay ninguna canción sobre la que me apetezca escribir. Y esto solo es la guinda de una desgana musical que me viene visitando desde hace ya unas semanas.

En los últimos meses, debido a la preparación de la temporada de orquesta, casi lo único que he escuchado ha sido reguetón. Y reconozco que el 99% de los temas no lo conocía de antes. Lo cual me ha llevado a una conclusión: hace mil que no oigo música por placer.

Desconozco la causa de semejante fenómeno. Sí, fenómeno. Porque, para un ser esencialmente musical que ha discutido miles de veces con su madre por tener todo el día música puesta, es, cuando menos, sorprendente descubrir que hace tiempo que incluso conduce en silencio. Y el análisis de esta situación me ha llevado a la triste (o no) conclusión de que me he desenamorado de la música que escuchaba.

Hace tres años tuve un novio que hacía el gesto de cortarse las venas cuando entraba en mi coche y se conectaba la memoria de mi móvil. A la parte quisquillosa de mí le molestaba bastante. Hoy lo he entendido: hay cierta música que solo te entra cuando te encuentras en un estado patológico de amargura. No hablaré de artistas concretos porque no me gusta echar tierra; y menos, en nombre de algo tan subjetivo como el estado de ánimo. Pero es cierto que, cuando estás bien o luchas por estarlo, no te apetece oír según qué cosas; ni siquiera aquellas que, en algún momento, fueron casi como una religión para ti.

Así que ha llegado el momento de buscar música nueva. Lo que no sé es cuándo, porque de tiempo andamos regular na más. Así que se admiten sugerencias.

Buenos y reflexivos días.

Publicado el 16 de junio de 2022
Entrada relacionada con

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

crossmenuchevron-down