Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Rudolf Christoph Eucken

“Premios Nobel de Literatura” por Mariángeles Salas.

Rudolf Christoph Eucken (Aurich, Alemania; 5 de enero de 1846 - Jena, Turingia; 15 de septiembre de 1926) fue un filósofo alemán, premio Nobel de Literatura en 1908.

Hijo de Ammo Becker Eucken y Maria Gittermann, estudió en las universidades de Gotinga y Berlín. Después de trabajar cinco años como maestro en una escuela, en 1871 fue nombrado profesor de filosofía de la Universidad de Basilea (Suiza), donde permaneció hasta 1874, año en que fue nombrado profesor de la Universidad de Jena (Alemania), lugar en el que permanecería hasta su jubilación en 1920.

Perteneció a la corriente espiritualista alemana y singularmente a la reacción de ésta frente al positivismo, que se había afianzado notablemente en Alemania como materialismo. Contra éste procuró Rudolf Eucken reafirmar los valores del espíritu humano, sobre todo en los ámbitos de la moral y la actividad práctica, y mediante el establecimiento de una religiosidad sentida, aunque vaga, como fondo de una "visión de la vida".

Hegeliana fue su formación en la Universidad de Gotinga; no obstante, cabe considerar verdaderos maestros suyos a Platón y Fichte, de quienes recibió el carácter casi religioso de la filosofía.

En 1871 fue nombrado profesor titular de filosofía en Basilea, en cuya Universidad enseñaban también Jacob Burckhardt y Nietzsche; pasó luego, en 1874, a Jena, donde persistía muy viva la influencia ejercida por el materialismo de Ernst Haeckel y resultaba, por tanto, una ardua empresa para el joven profesor la reducción de tal ascendiente.

Junto con William James, Henri Bergson y otros pensadores de su tiempo, declaró la guerra al «intelectualismo». Su filosofía fue una interpretación de la vida como un todo, en que la religión desempeña un papel predominante, aunque nunca menospreció el trabajo intelectual y lógico.

Fue un escritor prolífico. Entre sus obras más conocidas se encuentran:

1872.- El método de la investigación aristotélica; 1890.- El problema de la vida humana visto por los grandes pensadores; 1896.- Lucha por el contenido espiritual de la vida; 1901.- La verdad de la religión; 1907.- Líneas fundamentales de una nueva concepción de la vida; 1908.- Sentido y valor de la vida; 1909.- La vida del espíritu; 1911.- ¿Podemos ser cristianos todavía?; 1913.- La ética actual en relación con la vida espiritual; 1920.- Socialismo: un análisis.

 

Fuentes:

https://www.biografiasyvidas.com

https://es.wikipedia.org

https://www.buscabiografias.com

Publicado el 4 de octubre de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

crossmenuchevron-down