Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Solo por ti

“Notas de Lluvia” por Aysha Singing In The Rain.

Y a los buenos días, gentecilla de las redes. Hoy, vengo a sacarle punta a esta canción de Pol Granch.

 

<< Tengo la impresión de que se está acabando el mundo
y no quiero que se acabe si tú y yo no estamos juntos en esto.
Perdón por serte honesto,

sé que la he cagado y la conciencia me traiciona;
soy un tonto de primera y, en eso, tengo el diploma.
Y entiendo que necesitas tiempo.

 

Voy perdiendo tu pista, sé que soy el último de tu lista.
Mis amigos dicen que ya no insista
y yo salto como un paracaidista,
Cayendo en tu suelo, y no cojo el vuelo.
Diferente sitio, pero el mismo cielo.
Y lloré todo lo que podía llorar
y pensé que estar triste era algo normal.
Fue por ti, solo por ti,
que creía que éramos algo especial.

 

De ti solo me queda una fotografía…
Perdido por Miami, mis noches son tus días;
corriendo por la calle con diez de batería;
fingiendo que me quieres, sabiendo que te irías.
En todas mis historias, cervezas con amigos;
pero de nada vale si ya no estoy contigo.
Quiero salir a flote y me encuentro más hundido;
Por fuera, sonriendo, y, por dentro, bien jodido.

Yo no te olvidé,
no quiero olvidar

ni podré olvidarte>>.

 

Antes de empezar, quiero aclarar que a mí este tema me gusta mucho y lo tengo en mi lista de reproducción actual. Y que, por supuesto, en las canciones, las películas y los libros, hay que magnificar los sentimientos porque, oye, hay que vender cierta estética. Por lo tanto, todos mis respetos hacia el tema y, muy sobre todo, hacia el artista. Ahora bien, con el siguiente análisis solo pretendo recordar (por obvio que parezca) que la vida real es otra cosa y que hay que cuidarse. Así que vamos con la parte analítica pero no dejéis de escuchar esta canción 😉

Si hay algo que me define es eso de <<con los pies en el suelo y la cabeza en las nubes>>. Soy muy sentimental y me encanta que la vida tenga magia pero todo eso dentro del realismo. Ni ser una ameba ni ir en modo kamikaze. Dicho esto, empecemos a destripar.

Primera estrofa… Ni se acaba el mundo ni tiene uno que ser lo peor de lo peor. Está muy bien reconocer los errores, pedir perdón y aprender a hacer las cosas de otra forma. Pero todo eso con respeto hacia uno mismo y mirando siempre hacia delante. Que te consigue una segunda oportunidad, de lujo; que no, a otra cosa, mariposa y a aplicar el aprendizaje igualmente.

Segunda estrofa… La otra persona hace mutis por el foro. Obviamente… Por eso nos ha dejado. Con razones o, simplemente, porque sí, ya no nos quiere en su vida. Es duro para nosotros, sí; pero está en su derecho, igual de duro es seguir con alguien con quien ya no quieres estar. Todos hemos tomado esta decisión alguna vez y sabemos que es dura también para quien la toma, que aquí cada uno lleva lo suyo. Además, ¿por qué queremos que nos quieran por pena? Es el último sentimiento que quiero generar en alguien. El amor es admiración, no lástima. Cuando tus amigos te dicen que pares, di tú que ya has agotado la mecha. Por eso no remontas, porque sigues amarrado a algo que está roto ya. Luego, lo de pensar que estar triste es lo normal… A ver, está claro que, cuando pierdes a alguien a quien quieres a tu lado, estar triste es normal; pero, con una intensidad y durante un tiempo. No puedes obviar las fases pero tampoco quedarte a vivir en ellas. Y ya lo mejor de lo mejor: creía que éramos algo especial. Me parece el reproche más feo que se puede hacer. Que algo se acabe no significa que no haya sido real. Pero la gente cambia y las relaciones también. Ojito con el chantaje emocional. Si hay una remota posibilidad de recuperar a esa persona, con eso la pierdes sin remedio.

Después… Que la compañía de tus amigos ya no te sirva, muy mal. Una cosa es que eches de menos a alguien y otra menospreciar de esa forma a los demás.

El quid de la cuestión está al final: no quiero olvidar ni podré olvidarte. La mente es poderosa, querer no siempre es poder pero la actitud ayuda. Si yo, pasado el tiempo natural del duelo, no me esmero en soltar, no voy a soltar jamás. Y es que esta es la parte más difícil. Nos quedamos enganchados a una relación y a un sentimiento, no a la persona en realidad; pero no lo entendemos hasta mucho después, a toro pasado. Nos quedamos en el momento en que fuimos felices; muchas veces, incluso mitificando cosas de las que no paramos de protestar en su momento. Pero, desde lejos, solo recordamos lo que nos interesa inconscientemente; por amor real o porque nos da miedo el cambio, eso es lo de menos. El cerebro, nuestro peor enemigo. Así que ojo cuidao con eso de no querer olvidar, peor para ti…

Y todo esto lo digo porque yo he sido así, como todos; no es pecado, somos humanos. Pero en algún momento hay que aprender. Por salud mental y por responsabilidad para con los otros. Si te invitan a irte, vete con dignidad; por un lado, es la única forma de que la otra persona pueda remotamente cuestionarse su decisión y, por otro y más importante, por tu amor propio, por tu recuperación y para que no ocurra eso que yo siempre digo: que una ruptura siempre rompe dos relaciones, la actual y la siguiente. Si te enganchas en una página, todas las demás acabarán igual; o incluso peor, que somos expertos en perfeccionar la técnica con estas cosas… Y os lo digo de corazón, de las veces en que pensé que jamás olvidaría a esa persona, en un alto porcentaje, a día de hoy, no entiendo ni cómo llegué a sentir lo que sentía. Creo firmemente que nos queda mucho que aprender en cuanto a sentimientos. Así que os dejo una reflexión: no está mal vivir intensamente, pero dentro de lo sano y cuando procede, en su momento, no valorando a destiempo y, muy pero que muy importante, sabiendo soltar. Acabo de probarlo y es maravilloso.

Buenos y sosegados días.

Publicado el 13 de noviembre de 2022
Entrada relacionada con

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

crossmenuchevron-down